Aberrante: el Estado de Chile utiliza armas químicas letales en contra de manifestantes

Hay muestras de agua utilizada por el «guanaco» correspondientes al 20 de noviembre como al 22 de noviembre y más días, por lo que no sería una práctica de “una sola vez”, lo que agrava más el hecho. La muestra del día 22 de noviembre, presenta una concentración mayor de este último compuesto (soda cáustica), y niveles traza de capsaicina, por lo que se concluye que no fue utilizado para disolver el vaniloide como se detectó en las otras muestras, sino que se utilizó como componente principal del carro lanzaguas. Si se comprueba que el agua utilizada por la policía antidisturbios de Chile tiene soda cáustica podría haber una violación a la Convención sobre Armas Químicas firmada por nuestro país, comentó el diputado del Partido Socialista, Juan Luis Castro.

Quemadura provocada por soda cáustica presente en el agua del guanaco

«De comprobarse que el agua del guanaco (como se denomina popularmente al carro lanzaguas de la policía chilena antidisturbios) contiene soda cáustica podría traer repercusiones graves, porque contraviene la Convención sobre Armas Químicas del cuál Chile es miembro», afirmó Castro.

La organización chilena Movimiento Salud en Resistencia (MRS) publicó este lunes un estudio que reveló trazas de soda cáustica y gas pimienta en el agua utilizada por Carabineros (policía militarizada) para dispersar manifestantes, luego de una serie de denuncias del Colegio Médico sobre pacientes que llegaban con quemaduras de gravedad a los hospitales tras las protestas.

Castro, quien es integrante de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados y médico de profesión, aseguró que «la mezcla de agua con soda cáustica produce llagas, úlceras y quemaduras inmediatas al estar en contacto con la piel, y esas mismas quemaduras son las que se han visto en las personas que han llegado a los servicios de urgencia».

«Si es cierto que el agua contiene ese componente, el guanaco sería una verdadera arma química», señaló.

Asimismo, explicó que junto a otros parlamentarios de la Comisión de Salud, solicitarán una audiencia con el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, para que aclare cuál es el contenido exacto de la mezcla contenida en el carro lanza aguas.

Agua disparada por carabineros tiene una reacción química

«Yo no sé qué intención habrá detrás de llenar los estanques con soda cáustica, pero sí podemos constatar que la mayor concentración de personas quemadas se registró a final de noviembre, cuando a Carabineros se le restringió el uso de sus escopetas antidisturbios», indicó.

Por último, el diputado afirmó que de confirmarse oficialmente el estudio realizado por la agrupación de profesionales de la salud MRS, «me parece que el general director de Carabineros, Mario Rozas debería renunciar a su cargo».

Chile es escenario de tensión política y social desde las movilizaciones que comenzaron el 14 de octubre contra un alza de 30 pesos (menos de un dólar) en el precio del pasaje del Metro de Santiago, que días más tarde fue anulada por el presidente Piñera.

Las protestas no amainaron, abarcaron otros reclamos sociales y tomaron un cariz mucho más intenso, que incluyó incendios, destrucción de varias estaciones de metro y decenas de manifestaciones en diversos lugares de Chile con marchas y cacerolazos.

Organismos internacionales como Human Right Watch, Amnistía Internacional y la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, denunciaron violaciones a los derechos humanos a raíz del accionar de la policía y militares, acusando torturas, abusos de poder, golpes y detenciones arbitrarias.

Por otra parte, carabineros negó la utilización de hidróxido de sodio (soda cáustica) en el carro lanza aguas y subrayó que hasta el momento no registran antecedentes ni estudios al respecto, pese al informe entregado por el Movimiento Salud en Resistencia (MSR) en colaboración con el Colegio de Químicos Farmacéuticos y Bioquímicos de Chile.

El director de Logística de la institución, Jean Camus Dávila, aseguró que de haber empleado este elemento químico “generaría necesariamente, dadas las más de ocho mil manifestaciones que se han desarrollado en el país, a tener cientos y cientos, pero cientos de lesionados con estas características“.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*