Angloamerican cataloga como fake news denuncias sobre el impacto ambiental de sus operaciones en los glaciares de la cordillera de Santiago

Minas Los Bronces de Angloamerican y Andina de Codelco, abajo glaciar la Paloma

Mediante la difusión de un afiche digital en un Whatapps vecinal de los pobladores del Arrayán donde se hace referencia a información crítica con la operación minera, Angloamerican mediante su «relacionador comunitario» cataloga de fake news las críticas medio ambientales en contra de la multinacional.

Para Roberto Álvarez, empleado de Angloamerican que se identifica como relacionador comunitario, el cierre del sendero de yerba loca, la emisión del 3% de CO2 de parte de Angloamerican la cual afectaría irremediablemente glaciares, los temblores en farellones producto de la tronaduras y el uso excesivo de agua en sus procesos productivos en plena sequía, corresponderian a «fake news» o noticias falsas.

Revisa el afiche que realizó Angloamerican para desmentir el evidente daño ambiental provocado en los glaciares de la cordillera de Santiago

Pero ¿son realmente fake news como las cataloga la multinacional? The North Post analiza las principales denuncias.

Cierre del sendero al glaciar la Paloma del Santuario de La Naturaleza Yerba Loca:

El médico y montañista Mauricio Purto, primer latinoamericano en escalar las más altas cumbres de cada continente, indica que efectivamente Angloamerican es «responsable de todo y que están tratando de realizar un lavado de imagen para proyectar esta terrible y siniestra acción a través de autoridades chilenas que tienen intereses creados y que han sido sobornadas por este consorcio de una manera muy sutil» , por ejemplo indica que Felipe Guevara ex Alcalde de Lo Barnechea y actual intendente de Santiago, «ha recibido 5 millones de dólares de Anglo American, está coludido, junto con el Gobierno, ¡Piñera además tiene acciones en Anglo American! Se está produciendo la dictadura del capital: están coludidos los políticos, las empresas y los medios de comunicación; la corrupción es esa tripleta.»

Sólo 4.5km separan al glaciar la Paloma de las faenas extractivas

Además, Purto señala que el Estado está siendo derrotado por el poder de una empresa minera, siniestra, arrogante, que ha destruido montañas y glaciares, ¡nadie le pone freno! Todos los que participan de esto son unos asesinos, porque van a dejar sin agua a la cuenca de Santiago, con esas palabras, aunque suene muy duro. Estamos siendo amenazados por esta gente, mientras el Estado solo piensa en ganar su porcentaje de cobre.»

Según Angloamerican solo emiten un 0,12% de CO2 y no un 3% como lo indica el medio INTERFERENCIA.

De acuerdo a la investigación del medio británico DeSmog, el impacto de la mina subterránea de Angloamerican en la cordillera de Santiago podría ser catastrófico para Chile, por lo que la multinacional ha evadido el escrutinio público al financiar a grupos medioambientales locales y a la municipalidad de Lo Barnechea.

Según el artículo escrito por el periodista Matt Maynard -quien se encuentra finalizando un magister de manejo de carbono en la Universidad de Edimburgo- señala que las emisiones de carbono producidas por el rellenado que necesitará la mina luego de extraer sus minerales es la única variable no disponible en el Estudio de Impacto Ambiental, por lo que las emisiones de CO2 post operación de la mina no estarían consideradas en los supuestos desmentidos de Angloamerican.

Uso excesivo del agua en procesos mineros de los Bronces:

Según Ezio Costa, director de la ONG de justicia ambiental FIMA, este proyecto representa un riesgo para el suministro de agua potable de Santiago y sus áreas silvestres”, en relación al proyecto de expansión subterránea de Los Bronces. De llevarse a cabo, asegura, “ellos no estarían considerando el impacto sobre el sistema climático global, arriesgando los compromisos de Chile en este tema”.

La mina Los Bronces, propiedad de Anglo American utiliza 780 litros por segundo para sus operaciones en la cordillera de Lo Barnechea. Eso equivale al consumo promedio de casi 400 mil chilenos, algo así como el consumo de agua de La Serena e Iquique juntas.

Cristóbal Del Río vive hace más de 28 años en el condominio de Huallalolén, en el Arrayán en la comuna de Lo Barnechea. Su casa queda a casi cinco kilómetros de la avenida Las Condes, una de las principales arterias del sector oriente de Santiago. Así y todo, para él y su familia es un desafío conseguir agua potable. Sin acceso a la red sanitaria, han dependido de pozos subterráneos para obtener este recurso, una técnica de extracción que año a año se hace más compleja.

En 1991 Del Río construyó una noria de 15 metros de profundidad para extraer agua. El pozo duró apenas siete años, teniendo que ser reemplazado en 1998 por uno de 52 metros. El segundo pozo también se secó en 2015, lo que obligó a cavar aún más profundo. “Hoy sacamos agua de un pozo de 132 metros, que tiene aproximadamente 10 metros de agua”.

El proyecto de expansión ha sido cuestionado y resistido tanto por habitantes de la localidad (El Arrayán y Camino a Farellones), así como activistas y organizaciones ambientales, principalmente por los comprensibles cuestionamientos en torno a cuánto podría afectar la acción minera en un área protegida, y su potencial afectación a glaciares de roca que son esenciales reservorios de agua en la Región Metropolitana, como asimismo el riesgo que implica la extracción de agua por parte de la minera en tiempos que la disponibilidad a este vital recurso se encuentra con un alto nivel de estrés y en continuo proceso de escasez hídrica.

Polvo en suspensión en el glaciar la Paloma

The North Post intentó comunicarse con Angloamerican pero no fue posible, parte de la entrevista a Mauricio Purto fue extraída del Mostrador.cl.

El medio Interferencia realizó una completa investigación al respecto la cual puedes revisar en el siguiente Link:

https://interferencia.cl/articulos/los-whatsapp-de-anglo-american-para-convencer-los-vecinos-de-el-arrayan-que-las-criticas

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*