Carabineros habría ocultado el hallazgo de osamentas que corresponderían a Detenidos Desaparecidos de la dictadura

Foto: The Clinic

El año 2018 ex carabinero Gerhard Schrandt denunció que existirían osamentas humanas en piques mineros en las cercanías a Alto Hospicio, estas se habrían encontrado en el marco de las diligencias que se realizaban para encontrar a las víctimas de Julio Pérez, conocido como “el sicópata de Alto Hospicio”.  En el día de la cuenta pública el presidente Piñera fue encarado por el excarabinero, éste terminó detenido.

Las supuestas osamentas humanas corresponderían a restos de Detenidos Desaparecidos de la dictadura y se encontrarían tapadas con sacos de arena al fondo de unos piques mineros.

Hace 17 años, Gerhard Schrandt escuchó a los entonces capitanes Julio Reyes Ponce (jefe del Gope en Iquique) y al capitán Francisco González Carvallo, entonces a cargo de la subprefectura de Alto Hospicio, hablar del inesperado hallazgo de cuerpos, que no corresponderían a lo que andaban buscando.

Schrandt relató también que en año 2009 volvió a encontrarse con Reyes Ponce, convertido en comandante, en un entrenamiento para convertirse en GOPE, éste confirmó ante 16 aspirantes que habría decidido callar el descubrimiento de cuerpos maniatados y cubiertos con sacos de arena para no “complicar” más a la institución, entonces cuestionada por su actuar en el caso del sicópata de Alto Hospicio.

El año 2018, el ministro especial para causas de violaciones a los derechos humanos ocurridas en el norte de Chile, Vicente Hormazábal, recorrió la zona de piques mineros en Alto Hospicio junto al ex carabineros Gerhard Schrandt, para precisar los lugares donde sería necesario hacer excavaciones en búsqueda de cuerpos presumiblemente de detenidos desaparecidos

“Nos constituimos en el lugar a objeto que el testigo indicara dónde se habría producido el hallazgo que señala y como resultado de la diligencia se reconocieron algunos lugares que deberán ser verificados posteriormente”, señaló el ministro Hormazábal al concluir la diligencia.

Gerhard Schrandt en el pique donde se encontrarían las osamentas

La baja de Gerhard Schrandt de Carabineros

Gerhard Schrandt denunció que en 2009 -después de que confirmara que oficiales policiales encontraron cuerpos en un pique minero que corresponderían a detenidos desaparecidos y que decidieron callar el hallazgo- comenzó a sufrir hostigamientos de parte de sus superiores que concluyeron con la decisión de internarlo en una clínica siquiátrica de Carabineros para “restituirlo”. El paso final del tratamiento era un electroshock. Tras negarse a la “terapia”, fue destituido sin derecho a jubilación.