Contralorito, la brillante cuenta de Twitter que saca ronchas en la clase política corrupta

Síguenos en Twitter!

Comparte este contenido en tus redes!

Este particular personaje se ha tomado el protagonismo en Twitter y no es sólo desde el día de ayer, sus publicaciones, en las que aborda oficios y explica dictámenes con humor, ironía y «memes», también han generado polémicas.

Una de ellas se dio con el diputado Juan Antonio Coloma (UDI), quien en enero pasado criticó una publicación de Contralorito, que informaba de la apertura de una investigación por el insulto que un carabinero hizo a una mujer por el altoparlante de un vehículo policial el cual se difundió en redes sociales donde se escucha la frase «guatona culiá fea». 

Sumado a esto, Contralorito también aclaró con un meme el dictamen que hizo la Contraloría General de la República sobre la participación de alcaldes en televisión y radio.

“Dictaminamos que los alcaldes/as no debieran participar de forma permanente y estable en programas de TV, no que no participen entrevistas o sean contactados por algún tema“, escribió el personaje en Twitter.

«Me censuran, soy una autoridad indefensa»

Lo cierto es que en la mañana de este miércoles en redes sociales un presunto hackeo a la cuenta de Twitter del querido Contralorito, mascota de la Contraloría General de la República impactó a los usuarios.

En el marco de la conmemoración del Día Mundial de la lucha contra la corrupción, “la Trucha”, un cuestionable personaje que hace actos que ninguna autoridad o funcionario público debería llevar a cabo y que hace referencia al concepto de «trucho», referido a algo que es falso o ilegal, todo lo contrario a los mandatos de probidad del servicio público a los que constantemente apela Contralorito, se tomó la cuenta @ContraloritoCGR

Fue así que «La trucha» saludó a la cuenta de Carabineros de Chile con un irónico «Hola!». También recordó casos históricos de la política chilena como el denominado MOPGate y planteó sobornos, mal uso de los recursos públicos y otras jugadas que la clase política independiente del color político ha realizado, todo esto bajo un supuesto hackeo.

Una brillante estrategia de comunicación de parte del equipo de comunicación digital y redes sociales de la Contraloría, a la que sus seguidores adhirieron, siguiéndole el juego a «La Trucha» y preguntando cómo incurrir en actos de corrupción.

Posteriormente ingresó otro personaje a la discusión, «Fran, la fiscalizadora» la cual tambien es un corpóreo de la Contraloría, quien sacó un dictamen oficial que obligó a «La Trucha» a terminar con el hackeo.

Síguenos en Facebook!

Facebook Pagelike Widget

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*