Convocan a protesta nacional los días 2 y 3 de Julio

Múltiples asambleas territoriales, colectivos, coordinadoras de trabajadores cesantes y el mismo pueblo autoconvado han realizado un llamado a protesta general los días 2 y 3 de Julio.

Los organizadores invitan a los adherentes a protestar desde sus casas, colgar banderas negras, salir a la calle bien protegidos contra el COVID-19, paro virtual de trabajadores y estudiantes, evasión del transporte y velatones en memoria de todos los fallecidos en esta pandemia a causa de la negligencia del gobierno.

Actualmente el régimen se niega a entregar el 10% de los fondos de la AFP a los trabajadores de Chile, además han implantado cuarentenas de hambre en las comunas más pobres de Chile sin contemplar ningún plan de contención.

«Piñera se sigue burlando del país, se sigue burlando de las 9.000 muertes por la pandemia, se sigue burlando de los pobres y se ufana que cada día sean más pobres.»

«Si Piñera puede ir a comprar vino, nosotros podemos protestar el 2 y 3 de julio, la situación en Chile es insostenible y Piñera con sus actos se encarga de restregarle en la cara al pueblo la impunidad de la que goza, y todo esto porque nos cree dormidos.»

«Que los gritos se escuchen hasta la Moneda, hagamos remecer los cimientos de este país que la dictadura de los empresarios está haciendo pedazos, nosotros somos más, nosotros somos pueblo y nadie esta por encima del bienestar popular.» indicaron desde la la web de la Primera Línea Revolucionaria de Chile.

Las protestas de 2 y 3 de Julio de 1986 en contra de la dictadura

La protesta nacional del 2 y 3 de julio fue una de las más grandes de las jornadas de lucha contra la dictadura, especialmente en ese álgido año 1986 que estuvo lleno de marchas y manifestaciones para lograr derrotar a Pinochet y sus milicos genocidas. Solo en la jornada de mayo habían participado cerca de un millón de personas. Y día a día multitud de pequeñas acciones demostraban el odio contra la dictadura.

Desde Arica hasta Punta Arenas se realizaron manifestaciones, cacerolazos, enfrentamiento con carabineros y militares, caída de torres de alta tensión, barricadas y otras formas de protesta.

El 2 de julio comenzó la protesta. La represión no se hizo esperar. Los militares y carabineros llenaron las calles para golpear, torturar y detener a cualquier manifestante.

Ese día fueron detenidos y quemados vivos por una patrulla militar Rodrigo Rojas Denegri y Carmen Gloria Quintana, evidenciando una vez más la brutalidad de la dictadura y sus métodos represivos. Muchos de los funcionarios de esos años son actuales políticos de la derecha, mostrando los lazos que los unen a la dictadura.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*