Denuncian a SQM por provocar sequía en el río Loa

Síguenos en Twitter!

Comparte este contenido en tus redes!

Vecinos de Quillagua denuncian que la empresa SQM está extrayendo el agua del Río Loa, dejando sin abastecimiento a los habitantes de dicha localidad y profundizando la condición de sequía que llegó a su punto más alto en los últimos 15 años.

Frente a la situación de desabastecimiento, el Municipio de María elena debe enviar camiones aljibes debido a que sólo tienen acceso a agua potable dos horas al día desde el mediodía, contando entonces con un poco de agua potable que deben compartir entre el consumo humano, el regadío y los animales.

“Estamos usando la misma agua para tomar, para nuestros animales y plantaciones (…) Hay una sequía muy grande del río y por los camiones aljibes nos estamos abasteciendo, pero nuestra agua, la del río Loa, no está llegando y esto nos afecta en todo, porque nuestros animales se ven perjudicados, nuestros cultivos y también nosotros porque el calor es muy fuerte acá en Quillagua”, dijo Víctor Palape, presidente de la comunidad Aymará en Quillagua, en declaraciones a La Estrella de Tocopilla.

Desde la comunidad Aymará, vienen denunciando esta situación desde el 2003, señalando que la empresa Sociedad Química y Minera de Chile (SQM) extrae el agua y no deja que el agua pase a la localidad. La empresa ya tiene antecedentes de denuncias por desvíos de agua en el sector de Miscanti. Quillagua es uno de los sectores más afectados por el crecimiento de la minería, sobre todo desde que SQM adquirió la mayor parte de los derechos de agua a través del Código de Aguas impuesto por la dictadura, lo que hizo decaer la localidad. Una prueba terrible de esto, es que en el año 2000 vivían 3.000 habitantes y actualmente viven unas 150 personas, que migraron por condiciones de salud producto de la contaminación del agua y la sequía.

Al ser consultados, SQM respondió al Diario La Estrella de Tocopilla, que las bajas en el nivel del agua son parte del ciclo natural, lo que es cuestionado por expertos que señalan que la condición de sequía es real, pero la sobreexplotación de aguas dan factores para una escasez radical.

Sequía y pobreza

Según el estudio de la Fundación Amulén, la falta de agua agrava la pobreza en las comunas vulnerables. No hace falta tener imaginación para recordar la pérdida de actividades económicas ligadas a la agricultura o la ganadería. También Las condiciones de vida a las que son arrojados los habitantes, que deben hacerse cargo de trasladar el agua con baldes hasta sus hogares, muchas veces los niños deben colaborar con esas tareas.

Debemos nacionalizar y estatizar el recurso hídrico y que sea controlado por las y los trabajadores junto con las comunidades aledañas, para que esté al servicio de las necesidades de la población y no del gran empresariado minero y agrícola.

Hay que expropiar el derecho de propiedad y uso del agua a las empresas privadas, avanzando a la eliminación del código de aguas de Pinochet. De esta forma se podrá disminuir las sequías y se podrá poner a la gestión privada del agua, es decir, frenar el lucro que solo le otorga ganancias a un puñado de empresarios enriqueciéndolos a costa del derecho de la población de acceder a un recurso vital como el agua al mismo tiempo que daña el ecosistema por las incontables sequías.

Síguenos en Facebook!

Facebook Pagelike Widget

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*