Falabella contrata militares corruptos y violadores de DDHH para reforzar su equipo de guardias de seguridad

Síguenos en Twitter!

Comparte este contenido en tus redes!

Según fuentes ligadas al grupo Falabella, el hombre que tomó la iniciativa de reforzar y reformular los equipos de seguridad en medio de la pandemia es uno de los gerentes históricos del grupo: Antonio Braghetto, quien hace 15 años trabaja para Mall Plaza. Primero lo hizo como subgerente de seguridad y después como gerente de operaciones. Antes de llegar a la compañía controlada por las familias Solari, Cúneo y Del Río, Braghetto fue gerente en la filial chilena de G4S, la mayor empresa de seguridad del mundo con sede en Londres.

Entre los expertos que sumó al equipo de seguridad de Falabella se encuentran oficiales en retiro del Ejército que han sido procesados por violaciones a los derechos humanos y han estado vinculados a los casos de corrupción en esa institución conocidos como el Milicogate.

En la propia empresa no todos saben de la existencia de este nuevo grupo de seguridad, pero hay muchos rumores de pasillo sobre el pasado de algunos de los nuevos contratados en ese área.

Uno de los asesores externos que contrató el grupo de seguridad de Falabella liderado por Braghetto es Alfredo Iturriaga Neumann, teniente coronel en retiro del Ejército y sindicado como agente de la temida Brigada Mulchén de la DINA. Su pertenencia a esta unidad operativa de la policía secreta de la dictadura se acreditó en el proceso por el asesinato del diplomático español Carmelo Soria y en otras investigaciones del entonces juez Alejandro Madrid. A la Brigada Mulchén, que operó de manera clandestina aun después de la disolución de la DINA, se le ha ligado a experimentos con gas sarín y a la muerte del ex presidente Eduardo Frei Montalva.

Su hermano Raúl Iturriaga Neumann fue uno de los represores más violentos de la dictadura, sindicado como el artífice de la Operación Colombo, sentenciado en Italia por el intento de asesinato de Bernardo Leighton, condenado por haber participado en el atentado a Carlos Prats, y jefe de la Brigada Purén de la DINA, cuyo centro de operaciones era la Villa Grimaldi y la Venda Sexy. Actualmente está preso en Punta Peuco cumpliendo condenas por varios crímenes de lesa humanidad. Otro de sus hermanos, Jorge Iturriaga Neumann, también está condenado por el doble asesinato de Prats y su esposa ocurrido en Buenos Aires en 1974.

Los generales Jorge Lecanda Ricalde, ex director de Operaciones del Ejército, y el general de brigada Germán Schell, ex comandante de la División de Adquisiciones del Ejército también fueron contratados por Falabella. Ambos fueron pasados a retiro en noviembre de 2018, tras una suerte de “limpieza” del alto mando debido a la investigación en curso por el fraude en el uso de dineros de la ley Reservada del Cobre a cargo ministra Romy Rutherford y tras conocerse, ese año, la arista de mal uso de viáticos y pasajes en la institución.

Fuente: Interferencia.cl

Síguenos en Facebook!

Facebook Pagelike Widget

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*