Grupo Luksic estaría detrás del polémico informe Big Data

Hace dos semanas La Tercera reveló que la empresa española Alto Data Analytics había elaborado ese reporte. Pero ¿quién lo mandató? El informe fue elaborado para Quiñenco y Rodrigo Hinzpeter traspasó la información al gobierno.

El jueves 19 diciembre el ministro del Interior Gonzalo Blumel, militante de Evópoli, anunció a la prensa y al país que el gobierno le había entregado al Ministerio Público un informe de más de 100 páginas elaborado con tecnología «extraordinariamente sofisticada», que había monitoreado de cerca el comportamiento de casi cinco millones de usuarios de redes sociales desde el estallido social que se inició el 18 de octubre, que podría explicar en parte la supuesta intervención extranjera en la crisis chilena.

Al poco andar, la fiscalía dijo que no se trataba de información de inteligencia, sino que de un mero recopilado. Y pronto comenzaron a trascender algunos aspectos del informe que lo convirtieron en un ridículo público: que la supuesta intervención exterior, que el Presidente Piñera ha culpado desde el principio, se debía a influencia del K-Pop coreano, entre otras cosas.

Durante varios días nadie, ni en el gobierno ni en el mundo privado de las comunicaciones, quiso hacerse cargo de ese reporte. Pero el lunes 30 de diciembre La Tercera reveló la empresa que había entregado la información al gobierno: la agencia española Alto Data Analytics.

Sin embargo, ni ese diario ni otros medios se preguntaron por qué una agencia española entregaría información al gobierno, toda vez que no es oficialmente un proveedor del Estado de Chile.

Entonces, ¿cómo llegó ese informe al gobierno?

La mano de Luksic

El lunes 2 de diciembre se realizó una reunión especial en las dependencias de la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI) en la calle Tenderini Nº 115. En una mesa dispuesta en forma de «U», se reunieron representantes de las Fuerzas Armadas, del Ministerio del Interior y de la ANI. Pero participaron tres personas más: el entonces subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, el ex ministro de Interior y Defensa y actual miembro de la plana ejecutiva del Grupo Luksic, Rodrigo Hinzpeter, y un representante español de Alto Data Analytics.

¿El objetivo? Exponer las principales conclusiones del informe de Big Data de esa empresa.

Al día siguiente, el martes 3 de diciembre, se volvieron a reunir en el mismo lugar las mismas personas.

Lo que hasta ahora no se sabía era que ese informe de Big Data había sido elaborado originalmente para el Grupo Luksic, que desde mediados del año pasado tiene contratado los servicios de esa empresa.

El reporte elaborado por Big Data Analytics, con sede corporativa en Madrid, le pareció lo suficientemente seria a la plana mayor de Quiñenco, como para entregársela al gobierno, tarea que habría recaído precisamente en Rodrigo Hinzpeter, ex ministro del Interior y de Defensa durante el primer gobierno de Sebastián Piñera.

Quien recogió el guante en La Moneda fue Rodrigo Ubilla, entonces subsecretario del Interior, que en el primer gobierno de Piñera trabajó bajos las órdenes del propio Hinzpeter.

Nuestro medio también se contactó con Quiñenco, empresa matriz del Grupo Luksic, para confirmar o descartar que el informe original de Big Data provenía desde las filas de esa empresa.

Consultada anoche la empresa respecto de este tema, se obtuvo la siguiente respuesta:

«Quiñenco recibe insumos de diversos proveedores sobre los diferentes mercados y entornos en los que desarrolla sus actividades. A partir de los hechos del 25 de julio (envío de una bomba a nuestras oficinas), se contrataron servicios de Alto Analytics, una empresa internacional con amplia trayectoria y prestigio a nivel mundial. Ignoramos si dicha empresa presta servicios al Estado de Chile».

Nuestro medio revisó los proveedores registrados en Mercado Público, y esa empresa no figura en sus registros.

Respecto a la segunda pregunta que nuestro medio le hizo a Quiñenco, los voceros de la empresa de Luksic decidieron guardar silencio.

Después nuestro medio insistió: «Te lo pongo de la siguiente manera: ¿puedes descartar de manera verídica que Rodrigo Hinzpeter no participó de esas dos reuniones el 2 y 3 de diciembre en calle Tenderini? O simplemente dejo constancia que respecto al segundo punto no hubo respuesta ni positiva ni negativa de parte de Quiñenco?».

La respuesta fue clara. Sólo responderían a la primera pregunta, que efectivamente la compañía cuenta con los servicios de Alto Data Analytics. Pero no quisieron confirmar ni desmentir que uno de sus altos ejecutivos, Rodrigo Hinzpeter, había traspasado la información del polémico informe al gobierno.

Fuente: http://www.interferencia.cl

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*