Irán ataca base militar estadounidense ubicada en Irak en represalia por el asesinato de Qassim Soleimani

Una decena de cohetes impactaron en las últimas horas en la base aérea de Ayn Al Asad en Irak, que alberga a tropas estadounidenses, en represalia de Irán por el asesinato del general Qasem Soleimaní. la otra base es en la zona de kurda de Erbil.

El presidente estadounidense, Donald Trump, fue informado del ataque y se mantiene en contacto con su equipo de seguridad nacional, de acuerdo con la Casa Blanca, mientras que medios estatales iraníes atribuyeron la agresión a los Guardianes de la Revolución de Irán.

Los informes que citan fuentes militares dicen que varios cohetes han sido disparados contra la Base Aérea de Ayn al-Asad, norte de Bagdad, que alberga una gran base aérea con alrededor de 5000 estadounidenses, en la provincia de Anbar, en el oeste de Irak. La otra base alcanzada es la de Erbil, en la región del kurdistán irakí, aliados de Estados Unidos.

Revisa el informe de DW en Español

El ataque fue confirmado por Teherán afirmando que fue una venganza por el crímen contra el mayor general iraní Qassem Soleimani, asesinado en un ataque aéreo de EE.UU. en Bagdad (Irak) la semana pasada.

«Esta mañana, valientes combatientes de la Fuerza Aérea del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica lanzaron la exitosa Operación Mártir Soleimani, con el código ‘Oh Zahra’ al disparar decenas de misiles tierra-tierra sobre la base de las fuerzas terroristas e invasoras de EE.UU.», señaló la Guardia Revolucionaria iraní en un comunicado citado por los medios locales.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*