“Nuevo” ministro de Salud fue expulsado del Colegio Médico y eliminó falsamente las listas de espera del AUGE

Piñera volvió a nombrar como ministro de salud al nefrólogo Jaime Mañalich, que fue expulsado del colegio médico y que además mintió sobre la eliminación de las listas de espera AUGE.

Izkia Siches presidenta del Colegio Médico, indicó que “llevamos bastante tiempo esperando una modificación en la cartera de salud”, por lo que esperaban un cambio más “profundo”, que incluyera al subsecretario de Redes Asistenciales, Luis Castillo.

La relación entre el gremio y el hasta hace una semana director de Clínica Las Condes durante los últimos años no ha sido buena. En 2013, cuando ocupó la cartera en el primer periodo presidencial de Sebastián Piñera, Mañalich fue sancionado por el Tribunal de Ética del gremio, luego de “ofender” a un dirigente gremial de la Ex Posta Central. Más tarde, en 2015 fue expulsado por faltas a la ética. 

Otro episodio que tensionó las relaciones entre el ahora ministro y su gremio fue cuando se refirió a los anestesistas como una “vergüenza para la profesión médica”, por el funcionamiento mediante sociedades médicas que tenían en ese entonces.

El año 2017 culminó una investigación de 4 años donde Contraloría comprobó que se incurrió en un proceso fraudulento con las lista de espera AUGE, donde con bombos y platillos se anunció ( gastando 19.000 UF en publicidad) ¡que la lista de espera se había acabado! Pero la verdad que se corroboró fue que un 44.5% de esta lista fue resuelta de manera administrativa donde «los pacientes beneficiarios no recibieron las atenciones de salud».

En las cercanías del Hospital San José se ejecutaba este plan, en el policlínico Maruri, donde médicos generales atendían patologías de especialistas y así, de forma administrativa (no real) se eliminaron a 30.000 pacientes de dicha lista.

El año 2013 demostrando la actitud prepotente que lo caracteriza, encaró a un periodista de El Mercurio a quien acusó de querer sacarlo de su cargo, un registro de Canal 13 evidencia la prepotencia y la actitud mafiosa del actual ministro de los tiempos mejores.

Después de insistir en que la línea editorial de El Mercurio lo quería sacar de su cargo, antes de subirse al automóvil en el que andaba, Mañalich le disparó al trabajador de El Mercurio su última advertencia: “Yo te digo una cosita: conmigo no se tontea. O sea, la protección que tengo es tan fuerte, que…”.


Revisa el registro en donde el Ministro Mañañich alude “Protección”