[Opinión] CALAMA: Sin agua y sin alcalde

Todos los procesos de privatización de bienes estatales, que son finalmente bienes comunes, son básicamente procesos de usurpación.

Particularmente en el caso de servicios como el agua o la electricidad, se hicieron en Chile bajo el argumento de que en manos del Estado eran ineficientes y que el Estado no tenía los recursos para invertir en empresas estratégicas para el país. Cuando privatizaron las sanitarias, además dijeron que ese proceso no significaría un aumento sustancial en el pago del consumo, fuese de luz o de agua.


Largas filas para conseguir un poco de agua

Varios años después, el agua potable en Chile está entre las más caras del mundo y el servicio que prestan las empresas es absolutamente deficiente. Ha pasado en Santiago y ahora pasa en Calama: entendiendo que situaciones catastróficas pueden pasar, el llamado invierno boliviano pasa todos los años y es obligación de la empresa invertir para actuar eficientemente ante situaciones como estas, no lo hicieron, como tampoco lo han hecho en Santiago, incluso pese a que nos cobran en la boleta un porcentaje para modernización de instalaciones.

Hoy, Calama lleva más de 60 horas sin agua. El alcalde, que pudo gestionar ante el gobierno central declarar emergencia sanitaria, decidió no volver de sus vacaciones en el extranjero y finalmente el gobierno rechazó la solicitud de decretar esa necesaria emergencia sanitaria.

Finalmente Calama no tiene agua, tampoco tiene alcalde.

Sergio Chamorro, Abogado.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*