[Opinión] Ejército a las Poblaciones: La UDI se olvida que los mismos militares le venden armas al narcotrafico

Enviar militares a las poblaciones para combatir el narcotrafico, así es la propuesta de la UDI para solucionar una problemática que tiene sitiada a las poblaciones más emblemáticas de Chile. Para algunos una brillante idea, para otros una aberración.

El propio Comandante en Jefe del Ejército en un discurso ante 900 oficiales de la Escuela Militar. Ricardo Martínez, en el marco de una reunión de carácter reservado con miembros de esa rama de las FF.AA, dijo que contaba con “información de que hay oficiales y cuadro permanente que compra armas por la vía legal, que después las dan por perdidas, pero que lo que están haciendo es venderlas a grupos de narcos, de delincuentes”.

De acuerdo a informaciones extraoficiales, el asunto de la venta de armas habría salido a la luz luego de un operativo de carabineros de la Séptima Comisaría de Renca por el se habría descubierto que los suboficiales compraban pistolas, entre ellas algunas marca Glock, por precios cercanos a los $ 400 mil, y luego las venderían a delincuentes por $ 4 millones, según señala el diario La Tercera.

Pese a que en el Ejército aseguraron que esto ya estaba en investigación, no existe información fehaciente que los suboficiales implicados en la venta ilegal de armas hayan sido separados de sus funciones.  

Después de analizar lo anteriormente expuesto nacen las siguientes preguntas: ¿De verdad creen que en la efectividad de este plan? ¿Contarán realmente las fuerzas armadas con la confianza de los ciudadanos? ¿No es paradójico que la misma institución que ha vendido armas a narcotraficantes sea la indicada para combatirlos? ¿Realmente encontraremos la «Paz para Nuestras Poblaciones»? 

Recordemos el caso de México, donde los militares que supuestamente fueron enviados para combatir el narcotráfico actúan en conjunto con bandas crimínales, un caso que retrata bien esta afirmación es Ayotzinapa, donde se culpan a los propios militares por la desaparición de 43 estudiantes de una escuela rural, de hecho el Ejército vigilaba a los normalistas desde el 25 de septiembre de 2014, es decir, un día antes de los ataques. 

Otro caso que liga al Ejército con el narcotráfico es la incautación de cocaína en un container que el Ejército de Chile envió a Basilea, Suiza. José Antonio Gómez, Ministro de Defensa de la época lo reconoció e indicó que la droga, cuya cantidad no precisó, fue encontrada en octubre en el interior de los contenedores, no en las partes de vehículos exportadas por el Ejército, institución que presentó una querella criminal el 13 de octubre. Esta investigación se había llevado en secreto hasta que fue revelada por The Clinic Online.

Parlamentarios oficialistas, pertenecientes a la élite de Chile creen tener la solución, atacando el problema desde sus consecuencias y no de sus orígenes… Por ejemplo las Fuerzas Armadas bolivianas identificaron más de 150 pasos fronterizos ilegales en 700 kilómetros de frontera con Chile ¿No sería mejor enviar a todo ese contingente militar hacia puestos fronterizos?

Mauricio Páez C.

Columnista The North Post.