Que se vayan todos: Gobierno de Piñera ha llevado al país a la catástrofe sanitaria, social y económica.

La agonía de un gobierno que se terminó en el estallido social está generando mucho daño a los chilenos, Piñera está más preocupado del control social y los empresarios que de los millones de chilenos que están sufriendo la horribles consecuencias de un desastroso manejo de la epidemia.

De hecho el mismo Mañalich reconoció que no conocía el asinamiento y la pobreza con la que convivían millones de Chilenos y desde ahí planificó su desastroso plan para controlar los contagios.

En menos de 24 horas el gobierno presionó para impedir el post natal de emergencia y la gratuidad de internet en alumnos de escasos recursos económicos.

Paralelamente dio suma urgencia a ley que faculta a militares para intervenir los movimientos sociales modificando las leyes que competen a la central de inteligencia.

Al mismo tiempo intentaron acortar las licencias del COVID-19 para que las ISAPRES ahorraran dinero, sin tomar en consideración, nuevamente, la opinión de los expertos.

Sin mencionar que tuvieron que volver a modificar la forma en que cuentan a los fallecidos por COVID-19 ya que se volvió a evidenciar que lo estaban haciendo mal y sus cifras no cuadraban con las del registro civil y la OMS.

No son hechos aislados, estas situaciones dan cuenta de un gobierno que está más preocupado de controlar las manifestaciones sociales y de dar garantías a los grandes empresarios que de la salud de las personas; vivimos en un país en donde las comunidades no sólo deben sobrevivir al coronavirus y a las consecuencias económicas de la pandemia sino que también deben estar atentas a las precarizaciones que intenta instalar un gobierno cruel y mezquino.

En este escenario no es extraño que los problemas de salud mental se multipliquen, simplemente el único panorama cierto es la desolación y la certeza de que el gobierno continuara generando muertes, hambruna y desesperanza. A 3 meses de iniciada la pandemia esa es la única certeza que nos entrega el ejecutivo.

Chile ees el país con mayor número de contagios diarios a nivel mundial

Sólo nos queda resistir, organizarnos y no tolerar esta realidad bizarra que se nos intenta imponer, este discurso inconsistente en donde se nos dice que están preocupados de nuestras familias  y que sienten nuestro dolor pero que se hace acompañar de proyectos y leyes que nos generan daño. El doble vinculo del gobierno no nos puede embotar. Debemos seguir luchando hasta que se vallan todos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*