Triunfo del MAS en Bolivia deja al descubierto que el fraude lo cometió la OEA junto con la derecha Boliviana

Síguenos en Twitter!

Comparte este contenido en tus redes!

El candidato del Movimiento al Socialismo, Luis Arce, resultó electo como el nuevo presidente de Bolivia después del golpe de estado propiciado por Luis Almagro y la OEA y en donde se auto proclamó la senadora Jeanine Añez como presidenta interina.

Pese a no proporcionar pruebas, la OEA acusó al gobierno de Morales de cometer fraude. Esto creó un pretexto para que los partidos más extremistas de la oposición convocaran protestas que, con la ayuda de las fuerzas armadas, forzaron la salida de Morales de la presidencia el pasado 10 de noviembre.

Pero la elección de ayer deja en evidencia que la acusación de fraude electoral en contra de Evo Morales era completamente falsa, en ese minuto Morales superó a Carlos Mesa en un 10% de votos, lo cual gatilló la acusación de fraude de parte de la derecha Boliviana, pero esta vez la diferencia fue más amplia: Luis Arce alcanzó un 20% de diferencia con el candidato y líder de la derecha Carlos Mesa.

Un análisis de los resultados electorales de noviembre realizado por los expertos del Instituto de Tecnología de Massachusetts y publicado en el The Washington Post concluyó que, en realidad, “no hay ninguna evidencia estadística de fraude”.

“El trabajo de la OEA es muy preocupante”, dice Jack Williams, uno de los autores del análisis, “Utilizaron un método cuyo rigor jamás ha sido puesto a prueba y sin citar a fuentes para justificar esta metodología. En calidad de científicos especializados en procesos electorales, nos inquieta”. finalizó

Síguenos en Facebook!

Facebook Pagelike Widget

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*